• Cullen Heater

Viaja por las palabras...

Author's Note:

Originalmente, este artículo fue escrito en 2018 en colaboración con mi antiguo maestro de español del colegio, Sr. Connolly, para publicación en la revista hispana "La Voz" de Milton Academy. El propósito del proyecto fue animar a los estudiantes de español a usar sus nuevos poderes lingüísticos para bien. Ha sido editado para contenido y claridad. Para leer el original, se llama "Usa tu voz", visita: www.lavozdemilton.com/2018/10/usa-tu-voz/


Cullen Heater

28 de Septiembre, 2018

Boca de Cuiria, Coclé, Panamá

Estoy aquí para decirte que tienes algo especial, un superpoder que puede cambiar tu vida y abrir puertas a un mundo desconocido. Aún no sabes usarlo y, de verdad, tienes miedo. Estoy aquí para avisarte que sí, algo tan poderoso puede ser peligroso. Fracasarás a veces. Quizás harás daño a ti mismo o a alguien más; pero, vale la pena. Las recompensas son tan grandes que no hay excusa por no usarlo.


Eres un superhéroe. Por tu habilidad de hablar, leer y escribir en español, el segundo lenguaje más grande en el mundo, puedes comunicar con 437 millones de personas, o sea 5.85% de la población del mundo con quien antes no podías hablar. He encontrado a esa gente en países lejanos como España, donde fui en 2007 con el programa de intercambio como estudiante de Milton Academy, y Panamá desde donde estoy escribiéndote este mensaje ahorita mismo en 2018 como voluntario del Cuerpo de Paz (Peace Corps). Pero esta gente también son tus vecinos: la mesera en tu restaurante favorito, la cocinera en la cafeteria, el conserje limpiando los pisos del centro de estudiantes.

Cuando yo era un estudiante en las clases de Sra. Ramos, Sra. Colbert, Sr. Connolly y Sr. Ryan, no me di cuenta de la magia que me estaban enseñando. Es pura alquimia, transformando palabras, frases y oraciones de un idioma a otro. Pero, el producto tiene más valor que el oro. Aprender otra lengua cambia tu perspectiva y la manera en que funciona el cerebro, convirtiéndote en un ciudadano del mundo. Es imposible medir cuánto mis maestros han cambiado mi vida. Tengo que decir miles gracias a ellos y al departamento de lenguajes de Milton Academy- un programa insuperable que trabaja con diligencia para prepararnos para la vida más allá de Milton. Pero la responsabilidad es tuya. Ahora es la hora para afilar tus habilidades, para fallar en un lugar seguro y para crecer.

Atrévete a hacer más, a aprovechar de las oportunidades que están enfrente de la nariz. Desafíate con las clases avanzadas y con el programa de intercambio, y también en la vida cotidiana. Mi experiencia en España fue increíble. Vivir con una familia en un apartamento en Madrid, mirar al espectáculo de los matadores y a los bailes maravillosos del flamenco era inolvidable. Además, me preparó extensamente para mis aventuras como voluntario del Cuerpo de Paz.

En este momento, estoy escribiéndote por la luz de unas velas, escuchando al ruido de los ríos en la distancia. Yo vivo en una casita más allá en el campo de Panamá. Es un paraíso escondido que se llama Boca de Cuiria ubicado donde las aguas del Río Cuiria fluyen al Río Tulú. Trabajo aquí con los agricultores, apoyando y ayudando a ellos con sus fincas de café, y con los cultivos que cosechan para alimentar a sus familias. Cuando tenía 16 años, tenía un sueño de ser voluntario del Cuerpo de Paz. Estaba yo verdecito, muy ingenuo. Creía que podía cambiar el mundo, que podía hacer algo sumamente importante, que podía ayudar a la gente. ¿Estaba equivocado? Todavía no sé; vamos a ver. Pero estoy aquí, viviendo mi sueño. Soy un superhéroe (al menos en mi mente), usando mi poder de hablar español para conectarme con un mundo totalmente distinto de lo de que venía, viajando por espacio y tiempo a un lugar en que hay más caballos que coches, donde los chiquillos se bañan en el río, y la gente se sienten libres. De verdad, es una vida dura aquí también. La gente tiene dificultades que nunca he enfrentado, y el cambio de vida es enorme para mí. Fracaso con frecuencia. A veces, quiero rendirme. Pero, siempre recuerdo que este es mi sueño y tengo que dar gracias todos los días por esta oportunidad, por el poder que tengo para conversar con y conocer la gente de aquí, y por los maestros que me han apoyado hasta ahora.

Somos todos ciudadanos de un solo mundo. No escuche a los que quieren dividir el mundo para controlar su pedacito. La gente de Boca de Cuiria es mi gente, y es tuya también, igual los españoles, venezolanos, mexicanos y todos los demás que parecen o hablan diferente. Es un regalo que somos diferentes. Hay que utilizar nuestros poderes para unir a la gente. ¿Podemos cambiar el mundo? Todavía no sé. Pero al menos, podemos tocar a la gente y desarrollar nuestro propio potencial. Tu superpoder te va a ayudar bastante. Úsalo. Ahora es la hora para empezar.

Entre mi graduación del colegio y aceptación al Cuerpo de Paz, trabajé en la industria de comida y restaurantes. De repente, estaba sumergido en un universo alterno que existe en cada ciudad de los Estados Unidos. Detrás de las puertas de la cocina, el español es la lingua franca. Al principio, rodeado de acentos diferentes, palabras desconocidas, y una velocidad del hablar inconcebible, guardaba mi superpoder como secreto. Tenía miedo de hablar en español y, de verdad, me gustaba ser como un espía, el gringo que nadie sospechaba que podía entender. Pero, eso es pura debilidad. Con gran poder viene gran responsabilidad. Poco a poco, empecé a usar mi voz, practicando y mejorando poco a poco. Esta habilidad te ayudará muchísimo en tu vida personal y profesional.

No tienes que volar para viajar a un mundo hispanohablante. Los Estados Unidos ya es parte de Latino América, con una población de 50 millones de hispanoparlantes, la segunda más grande después de México. Piensa en eso un momento; ¡Hay más personas que hablan español en los Estados Unidos que la población entera de España! Este mundo está abierto para ti. Usa tu voz. Practica tu superpoder. Busca las oportunidades para engrandecer tu perspectiva. La aventura comienza ya.

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com